Dar valor a las imagenes de producto

Poder mirar o también tocar un artículo en un almacén, contribuye en gran parte a la decisión de compra. El objetivo de una bonita fotografía es doble: quitarle un freno importante en la compra (superando las limitaciones que existen) y mejorar así la tasa de conversión. Debes destacar las imágenes de tus productos para que los ojos de los internautas vayan directamente a esa fotografía antes incluso que lea las descripciones de los productos.

Puedes contactar con un fotógrafo profesional, pero esto conlleva un costo significativo. Nosotros te aconsejamos que inicialmente, hagas las fotos tu mismo para incitar a tus visitantes a convertirse en clientes. ¡Ahorra con esto algo de dinero y diviértete con la fotografía!

Aquí encontraréis consejos para mejorar la calidad de tus imágenes.

Algunos consejos para que realices por ti mismo las imágenes de productos

¿Qué aparato de fotografía utilizar? Todo depende de tus medios, pero lo que si es seguro es una cosa, debes desechar las imágenes tomadas desde el teléfono móvil. Puedes elegir entre las cámaras de fotos Compacta, Bridge o Reflex. Lo que si es indispensable es que dispongas de un trípode que te ayude en el trabajo de toma de imágenes desde diferentes ángulos y te ayude a tener fotos nítidas.

En lo que concierne a los fondos utilizados en los diferentes planos de las imágenes, es preferible un fondo neutro que haga destacar el producto. Antes de lanzarte a hacer la foto, tómate un momento para pensarte algunas cuestiones importantes que te harán ganar tiempo. «¿Qué parte de mi producto deseo destacar?», «¿Qué ángulo quiero favorecer?».

Puedes fotografiar el objeto de frente y desde varios ángulos, muestra los detalles más destacados a los compradores, como puede ser los accesorios, embalajes… etc. ¡Más vale que hagas muchas fotos que pocas!

Es raro que la foto quede perfecta a la primera. Normalmente necesita algunas operaciones (la corrección de colores, limpieza para que quede nítida, los contrastes, el encuadre…). Los programas de retoque de imágenes te permiten recortar, redimensionar o también volver a colorear tus fotos.

Debes priorizar los formatos JPEG y PNG que tienen un tamaño adaptado a los sitios de Internet.

La regla de oro de las fotos es la calidad y la simplicidad. Demasiados retoques, pueden perjudicar tu tienda Online.

¿Cómo presentar tus fotografías visualmente?

Nosotros te aconsejamos que al menos utilices una imagen de gran formato y la acompañes de varias vistas en miniatura de otras imágenes. Sino, corres el riesgo de sobrecargar la página. Las miniaturas se abrirán como ventanas emergentes (Popups) o con un módulo JavaScript.

Pero además puedes cambiar el tamaño de las imágenes, es un buen medio de darle dinamismo a tu sitio.

El uso del 3D para presentar los productos es cada día más utilizado por los comerciantes electrónicos. Esta técnica permite observar de forma aún más detallada el producto. Te aconsejamos utilizar una funcionalidad de vista 360° del producto. Esto permite tener una vista del conjunto del producto en cuestión.
¿Con Zoom o Sin Zoom? ¡Zoom a 1.000%! Es prioritario que tus visitantes tengan grandes planos. El Zoom de la minuatura, debe ser más grande que la imagen original de base. Permite además ver todos los detalles del producto. El Zoom XXL utilizado principalmente por la tienda Online Asos, permite a los visitantes ver en detalle el producto, gracias al potente Zoom en las diferentes imágenes.

Ahora es tu turno y ¡no te olvides de que unas malas fotos puede hacerte perder muchas ventas!
Y tu, ¿has realizado ya las fotos por ti mismo? ¿Tienes algunos consejos que ofrecernos para optimizar las imágenes de los productos? ¡No dudes en hacernos llegar tus comentarios y compartir tus experiencias!

Prestashop